Buitre Volando-Emilio Butragueño

Butragueño nació en Madrid de España en 1963, era un delantero que ha servido a Real Madrid. En 1986 ha participado Mundial con el equipo de selección nacional en la cual ha tirado 4 goles individualmente en cuarto de final contra Dinamarca. Y ganó Botín de Plata de la Copa Mundial.

No era alto pero contaba con poder de ataque. Tenía un olfato muy fino delante de meta, contaba con un ímpetu de echar a área penal de su rival directamente. Bueno en capturar cualquiera oportunidad a tirar al balón en red, y no reparó en medios para gol cuando tiró. Era enérgico, los ojos vivaces estaba concentrado en la situación en cancha, una vez observó cualquier error comenzó a atacar inmediatamente para dar un golpe fatal a su rival. Nunca perdió cualquiera oportunidad módica. Por lo tanto la gente le trataba de Buitre Ibérica insaciable. Excepto de su estilo tieso de jugar, también tenía originalidad sobre habilidad alta de regate. Tenía fuerza explosiva y alta velocidad del inicio, y deseo intensivo para atacar una vez atrapó el balón.

Al principio, Butragueño obtuvo una oportunidad de entrar en Entrenamiento Juvenil de Atlético Madrid cuando era pequeño, pero su padre quien era un miembro de Real Madrid no le permitió. Pues, Butragueño ha pasado otro entrenamiento de prueba con la relación de su padre.

Butragueño ha participado los 69 partidos con España y marcó 26 goles. Su debut se produjo el 17 de octubre de 1984 contra Gales en un partido clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA 1986, aunque ya había sido escogido como jugador destapado para el equipo de la UEFA Euro 1984 cuando la nación terminaba en segundo lugar. 

Butragueño también fue seleccionado para la Copa Mundial de 1986, donde jugó un papel importante, anotando cuatro goles cuando España venció a Dinamarca por 5-1 en el partido de la ronda de los 16. También participó en la edición de 1990 en Italia con cuatro partidos sin goles.

Se han emergido muchos jugadores excelentes en el siglo pasado en España, entre los cuales ya ha llegado a ser entrenadores o administradores de fútbol español. Pueden decir que ellos promovieron el desarrollo rápido del fútbol español. Daban un ejemplo con sus comportamientos excelentes, espíritu persistente y pasión ilimitada a las descendencias españoles.

En la Copa Mundial Rusia de 2018, también emergen unos jugadores muy brillantes no peor que las estrellas del siglo pasado. También contan con destreza consumada al balón, esfuerzas constantes, y corazón a victoria. Cuando los jóvenes vestirán la camiseta Selección Española 2018, van a presentar el aspecto más orgulloso y caluroso como el color de camiseta de este país.

Justamente son esos jugadores retirados a segunda línea haciendo contribuciones a carrera de fútbol en cada posición silenciosamente, España puede realizar los éxitos orgullosos en los últimos años. España es un poderoso en fútbol desde el inicio, en este verano también va a encontrar los rivales poderosos tales como Alemania, Brasil con Messi. La situación en campo tiene grandes cambios en un abrir y cerrar de ojos, si España quiere mantener su posición, tiene que sobrepasar no solo a sus rivales sino también a sí mismo. Todo el mundo desea ver una actuación abrasador en este verano.

Luis Suárez Miramontes

Luis Suárez nació en La Coruña en 1935. Influido por su padre desde muy pequeño le gusta jugar al fútbol. Ha admitido en equipo San Tomas a su 10 años y otros equipos a su 13 y 14 años respectivamente en que ha forjado el base de fútbol. A su 18 años ha admitido en La Coruña oficialmente comenzando su carrera profesional. Había una vez contra Barcelona, su rival inesperadamente apreció su talento y en 1954 ha transferido al poderoso Barcelona.

Suárez era delgado y de figura mediana, pero contaba con velocidad muy alta. Con tal que el balón llegó al su pie, convirtió en un jugador con más vitalidad. El entrenamiento en Barcelona era muy duro, no solo ha elevado su técnica de jugar, sino también calidad psicológica. Su control del balón llegaba a la perfección igual que en zona sin nadie no importando cuantos defensas le rodeaba. Era muy joven a ser el capitán de Barcelona en cual jugó por 7 años con 216 partidos y 112 goles.

En 1960, Suárez ha dirigido al equipo a participar Liga de Campeones de la UEFA, se ha encontrado con equipo de Wolverhampton de Inglaterra. Dentro de pocos después del inicio, un compañero de Barcelona salió de cancha debido al herido. En esa época, se estipularon no poder sustituir, Barcelona hizo frente por 10 jugadores contra 11 de Inglaterra. Por un parte, Suárez atrajo a los defensas aprovechando su velocidad y dribla a hacerles obstáculos, por otro parte, organizó a todos compañeros a atacar y defender. En fin ha comenzado el procedente de los menos vencer a los más a 4-0. Ese partido ya se ha registrado en la historia. En mismo año, Suárez ha admitido a ser Mejor Jugador anual.

Suárez ganó respecto y reconocimiento para los jugadores en centrocampista. Dijo que desde la perspectiva de táctica, la función del número 10 había cambiado totalmente. En Europa, era el 10 organizado todo el partido anteriormente, podía decir el alma de todo equipo. Sin embargo, esa función importante consistiría en unos jugadores juntos.

Suárez también ha obtenido éxitos excelentes representante de selección nacional. En 1962 y 1966, ha promovido en la final de dos Copas Mundiales con sus compañeros. En junio de 1964, ha participado en Campeonato Europeo con selección nacional y ha promovido en la final en que venció a Soviético Unión a 2-1 ganando campeón. Ese era mejor éxito ganado para nación de Suárez.

Ganó el Balón de Oro en 1960, siendo el único jugador nacido en España distinguido con este galardón y fue dos veces Balón de Plata de 1961 y 1964 y una vez Balón de Bronce de 1965. En 2001 fue galardonado con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, máxima distinción deportiva otorgada en España.

Justamente era Suárez quien también ha encargado la posición de entrenador de selección española. Era igual que un modelo para los españoles jóvenes. La pasión le soportaba continuar ser activo en campo de fútbol a lo largo de toda su vida. Sin duda era uno de los jugadores con más influencia en la historia de fútbol español.